MIGRAÑAS Y DOLOR OROFACIAL

Tratamientos para migrañas y dolor orofacial (CAT y SMT)

En la Clínica Plaza & Tena llevamos muchos años tratando con éxito a pacientes que padecen de migraña, mareos y vértigos, dolor de la articulación témporo-mandibular (ATM), dolor cervical y dolor orofacial, que muchas veces se deben a una combinación de factores, entre los que destacan la masticación por un solo lado de la boca, la respiración oral, las malas posturas corporales y la limitación funcional de la mandíbula.

En la Clínica Plaza & Tena llevamos muchos años tratando con éxito a pacientes que padecen de migraña, mareos y vértigos, dolor de la articulación témporo-mandibular (ATM), dolor cervical y dolor orofacial, que muchas veces se deben a una combinación de factores, entre los que destacan la masticación por un solo lado de la boca, la respiración oral, las malas posturas corporales y la limitación funcional de la mandíbula.

¿CUÁL ES EL PROCEDIMIENTO?

En una primera visita, hacemos una exhaustiva historia clínica a cada paciente y se recopila toda la información que aporta si ha acudido previamente a otros especialistas (neurólogos, otorrinolaringólogos, traumatólogos, etc.) Una vez estudiadas las circunstancias individuales y únicas de cada paciente, se le explica un plan de tratamiento completo.

Estos pacientes suelen encontrarse en un estado anímico muy decaído, preocupados por el hecho de poder tener una patología grave que ha quedado sin diagnosticar. En la clínica Plaza & Tena, entendemos lo importante que es empatizar con el paciente, escucharle, indagar con meticulosidad en sus circunstancias particulares y, sobre todo, tranquilizarle, haciéndole ver que su problema puede mejorar o curarse definitivamente.

El Dr. Javier Plaza lleva años formando a otros odontólogos en el tratamiento de estas patologías

PRINCIPALES CAUSAS

01

Compromiso Articular Temporomandibular (CAT)

Podemos afirmar que un paciente tiene un CAT cuando al explorarle, observamos una falta de espacio para que la mandíbula y su musculatura se muevan libremente sin atraparse, golpearse o limitarse en la amplitud de sus movimientos normales.

02

Síndrome del Músculo Temporal (SMT)

El SMT suele ser causa de cefaleas tensionales y de mareos o vértigos. Consiste en el atrapamiento del músculo temporal dentro del orificio cigomático durante la masticación, al hablar, hacer esfuerzos.. y en aquellas posturas que conllevan una flexión del cuello.

CONTACTAR

PAUTAS PREVENTIVAS

Hábitos diarios para la prevención de estas molestias

En la cama

En la mayoría de pacientes, dormir incorrectamente es el desencadenante del dolor por excelencia.
Es sencillo saber si este es tu caso: cuando las molestias, dolor o vértigos aparecen al rato de acostarte, durante las horas que estás en la cama o nada más despertarte o levantarte, el modo en que duermes puede ser el responsable.

Debes intentar dormir boca arriba durante las horas de descanso. Sabemos que esta pauta es la más complicada de cumplir, y hasta que se logra, es muy importante al menos evitar poner la mano o el brazo debajo de la cara o de la almohada.

Cuando ves la televisión o lees en la cama de este modo, obligas al cuello a flexionar, sobrecargando los músculos cervicales, lo que puede empeorar el dolor que padeces. Es aconsejable leer o ver la TV con la espalda apoyada en el respaldo de la cama (sentados) o apoyando la cabeza pero sin flexionar el cuello.

Si pones la mano (o las dos manos) debajo de tu cara, estás haciendo que la mandíbula se desplace lateralmente.

Lo mismo ocurre si pones el brazo debajo de la almohada o directamente debajo de la cara.

Cuando ves TV en la cama de este modo, obligas al cuello a flexionar y, en consecuencia, la mandíbula se adelanta.
Consejo: ver la TV con la espalda apoyada en el respaldo de la cama o sentado sin doblar el cuello.

Lo mismo ocurre si lees de este modo.

Ver la TV apoyando la mandíbula sobre la mano, provoca un desplazamiento lateral muy perjudicial, comprimiéndose tejidos que luego desencadenarán dolor.

Si te acuestas para ver la televisión, provocas un desplazamiento lateral de la mandíbula.
Es recomendable ver la TV sentados y con el cuello recto.

Al usar el ordenador, la tablet o el móvil para enviar mensajes/Whatsapps, flexionas el cuello.
Lo correcto es que tengas la pantalla a la altura de los ojos.

Al usar el ordenador, pon la pantalla y el teclado un poco más altos para que el cuello quede recto.

No muerdas bolígrafos, ya que haces que la mandíbula se adelante y sobrecargas la musculatura masticatoria.

Nunca apoyes la mandíbula sobre la mano cuando estés estudiando, concentrado, pensando en algo…

No sostengas el teléfono entre el hombro y la cabeza, y al fregar los platos no flexiones el cuello.

Al coser la cabeza mira hacia abajo y, por tanto, la mandíbula se desplaza hacia delante. Intenta tener el cuello con la mínima flexión.

No planches con la tabla muy baja, ya que en esa posición la mandíbula avanza. Tienes que planchar con el cuello lo menos flexionado posible.

¡Está ABSOLUTAMENTE PROHIBIDO mascar chicles!
Tampoco debes sostener el cigarrillo con los labios, porque todo el tiempo que haces esto tu mandíbula tiene que estar más adelantada, generando tensiones musculares.

Cuando bebes agua directamente de la botella, la mandíbula se adelanta.

Al pelar las pipas la mandíbula avanza.

Lo mismo sucede al morderse las uñas o pielecillas.

¡No te muerdas los labios!

Cuando vayas al gimnasio y levantes pesas, o cuando tengas que hacer esfuerzos al cargar objetos, cuida mucho de no avanzar la mandíbula.
Si te gusta correr, mira hacia el frente, no vayas mirándote los pies, pues tendrás todo el rato la mandíbula avanzada.
Si practicas yoga o alguna actividad similar, no flexiones el cuello.

CASOS CLÍNICOS

Historias reales. Pacientes reales

Yessica Gisbert Sancho 29 AÑOS

Yessica Gisbert Sancho 29 AÑOS

“Hace unos años empecé a sufrir dolores de cabeza, que asocié a los estudios, el estrés y a las preocupaciones del día a día, y que cedían con Paracetamol. Pasaba el tiempo y ya el Paracetamol no me hacía efecto, así que cambié el tratamiento pero no fue suficiente, con el paso de los meses el dolor de cabeza se hacía cada vez más duradero. Sentía un aguja clavada en el ojo izquierdo, la zona cervical y me impedía ver la tele, escuchar música e incluso dormir. Siempre me sentía cansada, con sueño e incluso deprimida por el dolor.

Llegado este punto el dolor no cedía ni combinando paracetamol y nolotil por lo que fue en ese momento cuando decidí acudir al médico de cabecera para que me dieran el tratamiento adecuado. Mi médico no lo dudó ni un minuto: padecía de migraña.

Paralelamente, sin para mí tener alguna relación, notaba crujido en la mandíbula de muchos años de evolución y bruxismo. Cuando lo consulté con mi dentista me aconsejó no abusar de comer bocadillos, chicles y algunos frutos secos pero aún así, después de tantos años, con un simple crujido, notaba dolor y cansancio al masticar, lo que me llevó a volver a consultarlo en mi clínica dental.

Allí me hicieron un radiografía y me derivaron al doctor Javier Plaza. Su diagnóstico fue «compromiso de la articulación temporomandibular», me dio unas pautas posturales, me hizo un ajuste de la oclusión y me hizo un aparato.

La evolución es tremenda, ha desaparecido casi por completo el bruxismo, el dolor de cabeza y ha mejorado muchísimo mi calidad de vida. Me despierto con mayor energía y vitalidad. Ahora comparando con hace tan sólo 4 meses, solo me molesta bostezar, la frecuencia y la intensidad del dolor de cabeza ha disminuido muchísimo. Me siento muchísimo más descansada y con ganas de hacer cosas.
Sin duda recomiendo a otras personas con la misma situación a tratarse, el dolor de cabeza es incapacitante y tiene solución aunque la creamos imposible.”

HABLEMOS

Contacto con nosotros






He leído y acepto los términos y condiciones de uso.
1

Acepto recibir novedades.
1