Paciente con cefalea tensional y vértigo.

Mi nombre es Raquel Pedro Mur, tengo 34 años y soy nutricionista.

Por mi trabajo estoy todo el día con gente y soy muy nerviosa. Empecé hace 4 años con dolores muy fuertes de cabeza, esto me llevo a tener vértigos, el dolor era cada vez mas intenso y desesperante.

Estuve en manos de neurólogos, fisioterapeutas, dentistas, osteópatas y psicólogos. Todo el mundo me decía que el dolor lo causaba mi tensión y que tenia que relajarme. He estado tratada con triptanes, antidepresivos y ansiolíticos, creándome esta medicación una dependencia. Además, ya llevaba una férula de descarga desde los 17 años.

Una de mis pacientes, al explicarle mi caso, me recomendó acudir a la consulta de Javier; en un principio pensé que si con todas las pruebas que me habían hecho y todos los tratamientos no había mejorado, esto tampoco lo mejoraría, pero tenia que intentarlo.

Al llegar Javier me explicó que lo que me pasaba se debía a un desajuste en los dientes y por supuesto que decidí probar con su tratamiento. Empecé a notar cambios a los 15 días de llevar el aparato que me hizo, comencé durmiendo mejor y los dolores de cabeza no eran tan intensos. Tal y como pasaban las semanas el dolor de cabeza se iba reduciendo y también mis visitas al fisioterapeuta.

Después de 5 meses no tomo ningún tipo de medicación, duermo estupendamente y mis dolores de cabeza han desaparecido por completo.

Nunca creí que esto podía llegar a pasar ya que me autoconvencí de que estaría condenada a tener dolor de cabeza siempre.

Gracias a Javier y a todo su equipo vuelvo a ser la persona de hace 4 años, mi vida a vuelto a ser normal.

Recomiendo a todo el mundo con un problema como el mío que se ponga en contacto con ellos; además estoy muy agradecida porque se han adaptado a mis horarios y me ponen muchas facilidades.

La verdad es que es un tratamiento que debería conocerse más, que de un modo sencillo nos  puede ayudar a estar perfectos.