Tratamiento de Síndrome de Boca Ardiente por CAT

Me llamo Elena, tengo 38 años y soy fisioterapeuta. 
 
Empecé hace algo más de 2 años con sensación de quemazón en la punta de la lengua. Después pasó a ser en el lateral izquierdo de la lengua, como si me hubiese quemado con la comida, con una sensación continua de que tenía algo que me rozaba en la parte posterior de la lengua, pero no se veía nada. 
 
Acudí al Otorrino, que primero me diagnosticó faringitis crónica y más tarde Síndrome de Boca ardiente. Me recetó antidepresivos, que no tomé. 
 
En una segunda opinión me confirmaron el diagnostico de Síndrome de Boca ardiente, provocado por un Síndrome CAT. Fue la Dra. Faubel la que me derivó a la clínica dental Plaza&Tena . 
 
Después de una exploración completísima, me diagnosticaron CAT bilateral y empecé el tratamiento. 
 
Me dieron una pauta de cambios posturales en el trabajo y a la hora  de dormir. 
Me extrajeron una muela y empecé a llevar un aparato, que por mi trabajo solo lo usaba por la noche, y otro más pequeño durante el día que me permitía hablar. 
Enseguida noté la mejoría. La sensación de quemazón ya no era continua. Al principio volvía a tener síntomas cuando llevaba menos tiempo el aparato, pero los síntomas desaparecían enseguida si lo volvía a usar de continuo. 
 
Ahora, después de 9 meses de tratamiento, llevo el aparato sólo por la noche. Tengo síntomas de manera muy ocasional, que duran poco tiempo. Y sobretodo, ya no estoy continuamente con la inquietud de notarme la boca como ardiente, cosa que antes del tratamiento no era posible.