Migraña por CAT resuelta

Mi nombre es MªCarmen Julve, tengo 36 años, trabajo en Correos y ya no tengo dolor de cabeza.

Este sería más o menos el breve resumen de mi vida: durante toda mi vida me han acompañado unos dolores de cabeza que me incapacitaban para hacer cualquier actividad, y cuando digo que me incapacitaban es que para mi era un suplicio tener que levantarme de la cama para ir al baño o icluso para ir a urgencias a pincharme, o que mis familiares se acercaran a la habitación a preguntarme como me encontraba.

Mis dolores de cabeza no empezaron con la adolescencia, los tengo desde que tengo uso de razón, recuerdo que mi abuela solía ponerme paños mojados en alcohol o colonia en la frente para calmarme ( hoy en dia todavía no tolero la marca de colonia que utilizaba para esto). Fuí pasando con pastillas, empecé con aspirinas, luego ibuprofenos, pasé al nolotil, a mezclar nolotil con voltaren, o enantyum con paracetamol...hasta que siempre acababa en urgencias de mi localidad, me pinchaban y si tenía suerte mejoraba, pero no solía ocurrir y volvía palangana en mano por los vómitos, a que me volvieran a pinchar y era entonces cuando me enviaban al hospital. 

Al final conseguimos que me mandaran al neurólogo, este concluyó que tenia dolores de cabeza migrañosos de tipo hormonal ( y me aconsejó comprarme unas gafas polarizadas, ya que soy cartera y paso muchas horas en la calle con sol) y me dió tratamiento, un tratamiento con muchos efectos secundarios y que no mejoraban mis episodios migrañosos. Así que despues de varios tratamientos si notar nada excepto los efectos secundarios, decicí buscar alternativas más naturales como el test de intolerancia alimentaria, acudí a diferentes osteopatas, a diferentes fisioterapeutas, a un naturista que me leía el iris del ojo, a reiki, clases de relajación, pilates , homeópata  etc...  En fin, a cualquier lugar o persona que escuchaba o me decían que me podía ayudar y nunca mejoré.

Hasta que un dia acudí al dentista porque recordé que a los 20 años se me quedó la mandíbula encajada, no tenía nada que perder por intentar averiguar si eso podía guardar relación con mi migraña... Así que me revisó la boca y me detectó algunas anomalias en cuanto a mordida y me pusieron una férula de descarga para dormir. Allí también acudía semanalmente a un logopeda que me hacía masajes en los musculos de las mandíbulas y mejoré. Pero aún así seguía teniendo fuertes dolores y poca vida. Este logopeda me indicaba también como posicionar la lengua, boca dientes, hombros etc …para no cargar ni la musculatura de las cervicales ni tampoco la mandíbula, y empecé a observar que hacía movimientos raros con la mandíbula, así que se lo comenté y mi dentista me propuso acudir a una visita al dentista Javier Plaza ( de la Clínica Dental Plaza & Tena), y así lo hice.

Desde el primer momento lo tuvo clarísimo. He de reconocer que después de probar tantas cosas e ir a tantos lugares donde todos me decian que me iban a curar..... pués no le creí demasiado, pero me dió confianza ( acertó incluso la posición en la que dormía) y me puse en sus manos, me dijo que veía claro que tenia CAT . Comenzamos con las posturas, me dió 2 semanas de tiempo para mejorar posturalmente viendo la televisión, leyendo, utilizando el teléfono y lo que más me ha costado; la posición de dormir. Pero pasadas estas dos semanas no mejoré así que me hizo una pequeña intervención en la que me extrajo una muela y una tuberosidad ( creo que se llama así), nada doloroso. Y despúes de esto me pusieron un aparato ( equilibrador) , que llevo todas las horas del dia.

E increíblemente llegaron los resultados. Yo antes iba a urgencias como 11 o 12 veces por mes, las migrañas me han acompañado siempre, incluso en los mejores momentos de mi vida, viajes, boda, parto etc... Desde siempre me había dolido la parte izquierda de la cabeza (a veces las dos).  Me intervinieron el 13 de octubre de 2016 del lado izquierdo y hasta el mes de abril de 2017,  acudí a urgencias a pincharme ¡¡sólo dos veces (en 7 meses)!!  y porque me dolía el lado derecho, tal y como me advirtió Javier Plaza que  podía suceder al cambiar de lado habitual de masticación.

Ya me he operado de la tuberosidad del lado derecho, y ...

...¿Que puedo decir? Todavía no lo creo, no creo que esté tan bién y no me acostumbro a poder hacer planes sin pensar en cómo voy a estar. 

Estoy muy feliz por la gran mejoría y agradezco de todo corazón a  Javier Plaza y a todo su maravilloso equipo todo lo que han hecho por mí.

 

Muchas gracias.