CAT y SMT

El Compromiso Articular Temporomandibular (CAT) y el Síndrome del Músculo Temporal (SMT) son dos patologías muy comunes descubiertas y descritas por el Dr. José Larena-Avellaneda; el CAT lo comunicó en el año 2000 en el XXXVIII Congreso del CIRNO (Valencia) y el SMT en el año 2010 en la 1ª Reunión del Foro Interdisciplinar de Dolor Cráneofacial y Oral (Oviedo).

Muchas cefaleas diagnosticadas como migrañas y tensionales, cuadros de mareos o vértigos, Síndrome de Meniere, etc. en realidad no son sino síntomas de estas patologías: CAT y SMT. El problema surge cuando el paciente queda sin diagnóstico y la solución que se le ofrece se limita a seguir un tratamiento farmacológico de por vida.

Compromiso Articular Temporomandibular (CAT):


Podemos afirmar que un paciente tiene un CAT cuando al explorarle, observamos una falta de espacio para que la mandíbula y su musculatura se muevan libremente sin atraparse, golpearse o limitarse en la amplitud de sus movimientos normales: masticación, habla, posturas de descanso, etc.

Para llegar al diagnóstico de esta patología no es necesario hacer pruebas costosas y complejas;  basta con una buena historia clínica, hacer un test de Romberg y palpar los puntos o regiones que desencadenan el dolor. Hacemos también una radiografía panorámica. Es fundamental escuchar al paciente, y preguntarle acerca de los desencadenantes y la cronología de sus síntomas. 

Hoy sabemos que signos y síntomas como migrañas, cefaleas tensionales,  mareos y vértigos, Síndrome de Meniere,  etc., son consecuencia del CAT.
 


Síndrome del Músculo Temporal (SMT)

Mientras que el CAT suele ser la causa de cefaleas migrañosas, el SMT suele ser causa de cefaleas tensionales y de mareos o vértigos.

La causa del Síndrome del Músculo Temporal es el atrapamiento del músculo temporal dentro del orificio cigomático cuando la mandíbula se mueve (y especialmente si ese movimiento comporta protrusión de ella) durante la masticación, al hablar, hacer esfuerzos.. y en aquellas posturas que conllevan una flexión del cuello, como coser, planchar, leer, usar dispositivos como tablets, etc.