Implantología

¿Qué es un implante dental?

Lo correcto es hablar del complejo Implante-Corona:
• El implante es una raíz artificial de titanio que se coloca en el hueso del paciente y que sustituye las raíces de los dientes naturales perdidos. Su función es hacer de soporte del segundo elemento del complejo: la corona.
• La corona es la parte visible en la boca del paciente. El material más utilizado para su fabricación es la cerámica/porcelana. Las coronas son totalmente fijas e independientes de los dientes vecinos lo que constituye una gran ventaja ya que mantenemos estos dientes naturales intactos.

El complejo implante-corona funciona permite al paciente masticar, hablar y sonreír con total normalidad.
Los implantes dentales nos permiten la sustitución de un solo diente, varios dientes y hasta una boca completa consiguiendo resultados totalmente naturales y estéticos.



¿Por qué hay que reponer los dientes que he perdido?


La pérdida de uno o de varios dientes va a producir una serie cambios en la posición de los dientes adyacentes, que con el tiempo generan un desequilibrio en la masticación de modo que las cargas masticatorias se van a repartir de forma irregular y sobre una menor cantidad de dientes dando lugar a una sobrecarga mecánica en los dientes que aún están sanos.
Cuanto mayor es el número de dientes perdidos más problemas oclusales pueden aparecer en la masticación y mayor será la sobrecarga en el resto de los dientes.
Además, cuando la pérdida dental es múltiple y se prolonga en el tiempo, se puede producir una reducción del volumen óseo maxilar que genera atrofias maxilares que hacen más complejo el tratamiento con implantes que cuando la extracción dentaria es reciente. De ahí la importancia de sustituir las piezas dentales perdidas.



¿Cuántos implantes necesito?

El número de implantes necesarios para cada tratamiento implantológico se debe determinar tras un exhaustivo estudio en cada paciente. Este estudio consta de una exploración bucal y un estudio radiológico.

En ocasiones es imprescindible la realización de un TAC dental que nos aporta una visión más cercana y en tres dimensiones del hueso del paciente.

El número de implantes a colocar dependerá del número de dientes que vayamos a sustituir:

• Un solo diente, un implante.
• Dos dientes, dos implantes.
• Tres dientes, dos implantes en los extremos y sobre estos se colocan los tres coronas.
• De cuatro a seis dientes, tres implantes; siempre van a existir casos en los que por las condiciones individuales necesitaremos variar esta norma general.
• De siete a diez dientes, cuatro o cinco implantes.
• Para todos los dientes de un maxilar - superior o inferior -, el número de implantes oscilará entre cuatro (técnica denominada “All on four” (Todo en cuatro”) y ocho implantes que se utilizará en casos en los que la anatomía del hueso del paciente necesite un mayor número de anclajes para obtener buenos resultados, pasando por 5, 6 ó 7 según las condiciones óseas de cada paciente.

En el 90% de los casos de rehabilitación de un maxilar se colocarán de 4 a 6 implantes.







¿Es dolorosa la colocación de los implantes?

No. Hoy en día los anestésicos locales tienen una gran eficacia y permiten realizar la gran mayoría de los tratamientos con anestesia local. Además, las técnicas implantológicas empleadas son técnicas mínimamente invasivas que generan un mínimo trauma y que con ello se disminuyen las molestias postoperatorias.

En casos de elevada ansiedad, en Plaza & Tena realizamos el tratamiento con sedación consciente, llevada a cabo por una Médico Anestesista, como complemento a la anestesia local. Esta técnica permite eliminar el miedo que puede aparecer en estas situaciones, permitiendo al paciente estar relajado y sin sensación de estrés.
Después de ponerme los implantes , ¿tengo que estar de baja laboral?
En absoluto. Usted podrá hacer vida normal, y por supuesto trabajar al día siguiente de la intervención. Lógicamente, será preciso seguir las recomendaciones que le indicaran en la consulta en cuanto a la medicación y la dieta.

¿Puede fracasar un implante? ¿Cómo se soluciona?

Como en cualquier técnica o tratamiento, existe la posibilidad de que un implante fracase. En dicho fracaso intervienen fundamentalmente estas 3 variables:

• PACIENTE: Calidad – Cantidad de hueso del paciente y grado de cumplimiento de las recomendaciones de higiene.
• IMPLANTÓLOGO: Experiencia del implantólogo en la planificación y ejecución del tratamiento.
• MATERIALES: Calidad y fiabilidad de los materiales empleados.

En Plaza & Tena cuando un implante fracasa damos una GARANTÍA del mismo, es decir, se vuelve a colocar SIN NINGÚN COSTO para el paciente para que el tratamiento finalice, tal y como se planificó. Por ello, el fracaso de un implante no implica para nada el fracaso del tratamiento.