La espina irritativa como causante de cefaleas y migrañas.

08/08/2017
"Ningún descubrimiento se haría ya si no contásemos con lo que sabemos"
Séneca (2 a.C- 65 d.C)
El Dr. Ernest Adler, fue un médico alemán, aunque checo de nacimiento, que llegó en los años veinte a Lloret de Mar, donde ejerció en su propia clínica dental. Se le considera el padre de la Odontología Neurofocal.
Llama la atención que hace ya varias décadas describió cómo un cordal superior carente de antagonista, al sufrir una egresión terminaba por irritar la mucosa localmente sin dolor, pero causando patología a distancia.
Este trauma mecánico irritativo local puede suceder igualmente cuando un cordal superior, la tuberosidad maxilar e incluso un segundo molar superior, impiden la dinámica normal de la mandíbula. Como consecuencia de ese trauma mecánico, se ven afectadas terminaciones del V Par Craneal, de ahí la patología a distancia.
Adler conseguía unos resultados terapéuticos increíbles en sus pacientes tras extraer cordales o detectando focos infecciosos gracias a la terapia neural que aprendió en Alemania.
De hecho, en su libro "Terapia Neurofocal Dental" muestra numerosos casos clínicos donde se resuelven cefalgias, neuralgias trigeminales, vértigos, etc.