La importancia de respirar por la nariz

03/08/2017
Hablábamos ayer de la importancia de una dieta exigente para nuestros músculos masticatorios, que propicie un correcto desarrollo del sistema estomatognático. Esa masticación tiene que ser bilateral alternante.
Pero, ¿es suficiente con una dieta así?...
En nuestra opinión, es igualmente importante enseñar a los niños cuanto antes unos hábitos posturales correctos e instaurar desde el nacimiento la RESPIRACIÓN NASAL, con sellado labial en reposo y con una posición de la lengua en el paladar tanto en la deglución como en reposo.
Reproducimos un comentario del Dr. Wilson Aragão acerca de lo importante que es para la salud general de un niño, y de cualquier persona, el tener una RESPIRACIÓN NASAL en vez de una respiración oral:
"Trastornos respiratorios y de la masticación unilateral:
Durante la respiración nasal, el aire que va a los pulmones a través de las fosas nasales se incrementa con el líquido lagrimal, que contiene más de 94 elementos químicos. Cuando llega al pulmón, se producen importantes cambios metabólicos, responsables de la producción de elementos autoinmunes que dan mayor resistencia a las alergias.
Cuando una persona usa la boca en lugar de la nariz para respirar, el líquido lagrimal gotea por las fosas nasales, molesta la mucosa y causando rinitis. Y como la expiración no es nasal, las secreciones se acumulan en los senos paranasal.
Este entorno, sin la limpieza natural de la respiración correcta, ofrece condiciones propicias para la aparición de bacterias y, por tanto, infecciones causantes de sinusitis, otitis y mastoidites.
Al ser aspirado por la boca, el aire no es humidificado, filtrado y no tiene la temperatura estabilizada. Esto irrita bronquios y bronquiolos, proporcionando el inicio de la bronquitis y el asma bronquial.
Cuando una persona respira por la boca, no puede masticar bilateralmente, es decir, alternando los lados de los registros dentales, porque tiene que dar espacio para que el aire entre mientras se alimenta. Resultado: su masticación pasa a ser unilateral.
La masticación unilateral hace que los músculos del cuello, de la cintura escapular (escápula y clavícula) y de la nuca se conviertan en hipertrofiados y acortados. Esto causa elevación del hombro del mismo lado de la masticación, causando un efecto cascada. Resultado de ello a lo largo de los años: desviación postural, llevando a la escoliosis.
Con los músculos hipertrofiados sólo de un lado, la cabeza sufre una rotación inadecuada que afecta a los huesos de toda la cabeza. Esta desalineación conduce a la compresión de nervios craneoencefálicos, que causan dolor de cabeza y migrañas crónicas.
La respiración bucal también está asociada a la apnea del sueño. Al dormir, la lengua tiene una ptosis (caída), que hace toques no deseados en el área de la orofaringe (parte de la garganta, justo detrás de la boca), causando reflejos no deseados de tragar, responsables del aumento del tiempo de la parada respiratoria normal.
La oxigenación cerebral se hace con la respiración bucal. Con esto, la calidad y cantidad de los neurotransmisores cerebrales se vuelven inadecuadas, causando insomnio.
Un niño con respiración bucal es a menudo etiquetado equivocadamente como portadora de déficit de atención, por ser inquieto, disperso y agitado, y pasa innecesariamente a ser medicada. Pero, en realidad, es la compensación natural para que el cerebro tenga más oxigenación. Y cuando está obligada a quedarse quieto, se está".
Wilson Aragão
Ateliê Oral